¿Por qué apostar por el Crowdfunding?

Antes de entrar en la parte espesa de esta entrada, un inciso para ubicar al lector: actualmente participo, junto a otros 239 investigadores/as de todo el mundo, en un proyecto llamado The #SciFund Challenge que apuesta por buscar financiación para la ciencia a través del fenómeno conocido como crowdfunding.

Soy biólogo, investigador externo del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona (Spain) en el departamento de artrópodos. Al margen de mi trabajo para el museo, de media jornada y con pocos fondos, siempre he investigado en mi tiempo libre sobre sistemática y ecología de insectos, en particular Diptera, un grupo problemático y extenso. El cómo encajan estos grupos y el peso de su actividad en el equilibrio del ecosistema es uno de mis campos de trabajo. Y este es el mayor obstáculo a la hora de buscar financiación: no formo parte de ningún grupo de investigación que trabaje en materias novedosas, exitosas y de gran impacto. “Estás solo y estás acabado…” o eso era lo que pensaba antes.

Y para resumir algo que muchos conocen, en España existen pocas ayudas para la investigación, es un trozo de tarta que últimamente se sirve cada vez más delgado (una historia que padecemos globalmente, no hay misterios). De este trozo de tarta, y luego de una lucha encarnizada, una parte muy pequeña se destina a instituciones o grupos de investigadores/as cuyo campo sea la zoología. Este trozo muy pequeño generalmente va a parar a manos de aquellos proyectos dedicados a la conservación de bichos carismáticos como los cetáceos, monos y vertebrados en general, algo que no está mal pero que mina la moral de los especialistas de otros grupos de investigación cuyos campos son menos “cool”. Finalmente quedan unas migajas (a veces no, depende de quién convoque las ayudas) que llegan a investigadores/as independientes, “personas físicas” que no pertenecen a ninguna asociación o grupo registrado jurídicamente, que no vienen bajo el paraguas de algún instituto o universidad. Mi caso.

Así las cosas, a menos que trabajes en algún campo estratégico, a los ojos del gobierno, o de gran prioridad la ciencia está de capa caída (¿alguna
vez no lo ha estado?). Y lo está aún más para los investigadores/as independientes. No soy independiente por voluntad propia. Me encantaría estar involucrado en un equipo que busca el santo grial tras cientos de horas de PCR, por muy aburrido que le resulte a algunos. Pero entre las trabas y bucles burocráticos con los que se blindan los institutos, los contratos basura y las pésimas condiciones laborales a las que nos someten, y por otra parte el poco respaldo económico desde los órganos gubernamentales hace que: 1- te resulte imposible integrarte en algún grupo consolidado, 2: termines quemado y enviando al quinto infierno tu amor vocacional, 3: con una apatía total y justificada a la hora de crear una empresa, pues es casi imposible sostener las abusivas tasas mensuales por tu ejercicio. La lista de quejas es infinita, y seguro que se le siguen sumando quejas más rápido que la velocidad que alcanzan esos neutrinos descubiertos recientemente.

Es por eso que veo en el crowdfunding una oportunidad excelente. No es una vía tradicional a la que estemos acostumbrados desde donde recibir fondos y además supone trabajo extra, como meternos en campos de los que no sabemos ni un milímetro: cómo organizar una campaña para promocionar nuestro proyecto, herramientas de edición para un material audiovisual, adaptar el lenguaje técnico de nuestras materias hasta obtener algo digerible (y creíble, amable y con gancho para enamorar a nuestros patrocinadores/as), entre otras cosas. Lo cierto es que para ser un investigador independiente he tenido mucha suerte (también me agrada pensar que he trabajado duro) y he conseguido acceder a algunas ayudas durante los últimos tres años. Muchas instituciones se han interesado y ha apostado por el proyecto. Pero quiero ver más allá, pues creer que mi fuente actual es inagotable es pecar de inocente, poco realista y una irresponsabilidad.

Siempre he mirado con un poco de envidia sana esos proyectos artísticos que logran recaudar mucho dinero, y siempre pienso ¿y cómo es que somos tan invisibles los investigadores/as? ¿Cómo lo hace ese músico para enamorar a tanta gente y hacerlas sentir parte de su proyecto? ¿Estudiar las bacterias asociadas a nuestras viscosas tripas, nuestros genes, lo cuántico y las reacciones químicas no les debería enamorar igualmente? Al parecer la mayoría de campos de los que se ocupa la ciencia, ese conocimiento logrado con los años, se da por sentado para la gente en general, es un mecanismo que marcha solo y eso nos convierte en invisibles. Por eso creo que hacer el esfuerzo para visibilizar nuestra labor y conocimientos a la ciudadanía es más que un reto, es necesario (como científicos, esa es una de nuestras metas). En mi caso, y no sé si son las palabras correctas, es un asunto personal. En el camino que recorreré este mes me quedaré con tantas herramientas novedosas para mí que en el peor de los casos será un divertido modo de ver y aproximarme a la ciencia y una incorporación de conocimiento general muy provechosa, sin contar la gente increíble con la que habré compartido estos días.

Al margen de los resultados a nivel individual, un buen número de proyectos se verán beneficiados con fondos, así que tendremos a una buena cantidad de investigadores/as y patrocinadores contentos. Todos ganaremos. Visto así, no hay otro futuro para este increíble experimento que el éxito, y esta idea que me parece genial!

Ánimos y mucha suerte a todos los investigadores e investigadoras que participan en #SciFund Challenge.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Por qué apostar por el Crowdfunding?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s