Hablando en plural o la amable huella del crowdfunding

Como viene siendo habitual desde hace un tiempo en este blog, os enseño algunas de las novedades sobre la visibilidad de nuestro proyecto en el Parc Natural de la Serra de Collserola en varios medios de comunicación. Y digo “nuestro” proyecto y no “mi” proyecto porque aunque llevo todo el peso de los muestreos de campo y las largas horas de laboratorio y de redacción de los informes y publicaciones, todos los que me habéis ayudado de alguna manera también lo habéis sentido vuestro en algún momento, o constantemente.

Y no hablo solo de cuando os ofrecéis a venir y tirar horas conmigo en el campo o para separar muestras, como mi esposa y mi casihermano Alex, sino también de aquellos que pusieron de sus bolsillos esos euritos tan necesarios y me los entregaron para comprar material y así mantener los estudios de fauna en el parque. Personas sencillas, inolvidables como Iñaki, Nalini, Jai y Jarrett, Meg y muchísimas más. En esta ocasión os paso un nuevo enlace en el que esta vez la estrella principal es una investigadora ya conocida por muchos de vosotros, Marisa Alonso (@lualnu10), por haber compartido juntos la experiencia de la primera edición del increíble #SciFund Challenge a finales de 2011, ese experimento espectacular de crowdfunding para la ciencia alojado en la plataforma RocketHub. Se trata de una noticia publicada en el diario El Correo de Vizkaia y en el que tocan una vez más el crowdfunding y su implicación para la ciencia de hoy día, tan manoseada y denigrada desde la esfera política.

Os recordáis de esta foto tan simpática que puse en un post de hace algún tiempo? Se tratan de Jai y Jarrett, nada más y nada menos que los organizadores de #SciFund Challenge y mecenas de nuestro proyecto luciendo la camiseta de Biodiversidad Insecta Collserola…

Desde California, con amor!

Médicis de la ciencia por un euro, ante los recortes, los científicos se han apuntado al crowdfunding“, así comienza su artículo Paz Gómez, periodista de este diario, y a través de la experiencia vivida por los tres investigadores españoles (aunque en el artículo yo soy el cubano) que participamos en el #SciFund Challenge, hace un repaso a la situación de crisis financiera actual en la que se encuentra la ciencia, el callejón sin salida al que a muchos de los investigadores nos han arrinconado la irresponsable y absurda gestión política, obligándonos muchas veces a tirar de imaginación, paciencia y sobre todo mucho sacrificio personal.

Espero que a todos os guste este artículo. Y para aquellos que lean este post y que vivan en su propia carne los avatares actuales del mundo de la investigación, espero que os ofresca una positiva visión de que no todo está perdido para las ciencias, pues si algo nos sobra a nuestro colectivo es imaginación para salir adelante. Mucho más cuando cada día desde la sociedad nos surgen mecenas bondadosos y concienciados de la necesidad de apoyar a la ciencia. Y de esto que me pregunten a mi.

Véis por qué cuando hablo del proyecto de Collserola siempre lo hago en plural?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s