Nuestro proyecto en la tele comarcal

Aunque ya hace algún tiempo de esto, Recientemente he rescatado la noticia que cubrió la televisión comarcal del Llobregat sobre nuestro proyecto y el descubrimiento de Longitarsus substriatus, una nuevo registro para la Península Ibérica y que hasta entonces solo se encontraba en Collserola.

Podéis visualizar la noticia a través de este enlace.

BioBlitzBCN, cada año más

Una de las iniciativas de Ciencia ciudadana con la que más me siento identificado y en la que intento enrolarme cada año (algo que consigo con bastante éxito) es el BioBlitzBCN, una actividad organizada desde el Museu de Ciències Naturals de Barcelona (MCNB) y con la colaboración de otras entidades y muchos investigadores profesionales y aficionados que se reúnen durante dos o tres días dándolo todo para la tremenda afluencia de ciudadanos que participan en cada edición. Como bien se explica en la web del MCNB, BioBlitzBcn es un espacio de formación, conocimiento y participación ciudadana, a través de jornadas de investigación intensiva de biodiversidad sobre la flora y la fauna de Barcelona. Su objetivo principal es identificar el máximo número de especies posible en unos lugares determinados y reúne a científicos y naturalistas expertos en grupos biológicos, estudiantes, grupos escolares y ciudadanos, de todas las edades, voluntarios, con formación previa o sin, que realizan el trabajo de campo de forma conjunta. En este enlace  (noticias de RTVE) podréis ver un resumen de lo que fueron las jornadas de este año, celebradas entre el 15 al 17 de Abril en el Institut Botànic de Barcelona y el Parc de Montjuïc.

Me encanta la preparación previa a la actividad, una media jornada para instalar las trampas en el sitio, a las que luego el equipo de Artrópodos del MCNB llevamos a los participantes.

El éxito del BioBlitzBCN es evidente, solo se ha de mirar el número de participantes que acoje cada año, el número de actividades (unas 76 entre rutas, talleres, charlas…), el número de los colaboradores que aglutina y de especialistas en los más diversos grupos biológicos, los registros de especies que se consiguen en cada edición (algunos de ellos con cierto interés)… Una escalada que parece que se mantendrá. Si en las primeras jornadas de 2010 la participación podría describirse como discreta, ya en 2015 se contó con poco más de 800 participantes lo que parecía una cifra formidable hasta que en 2016 se alcanzó los 950. Otro gran logro que pasa desapercibido es que los resultados científicos en cuanto a biodiversidad se refiere de los censos obtenidos entre las jornadas 2010-2014
(unos 2.099 registros)  han sido ya publicados y georeferenciados en el portal GBIF, que es el principal portal de datos abiertos de Biodiversidad mundial, y pueden consultarse en este enlace.

Personalmente, poder participar en una actividad como esta cada año me ofrece la posibilidad única de compartir con toda clase de público, pero sobre todo con niños y niñas, y hacerles llegar mi ilusión por la exploración, observación y estudio del mundo natural, de “pegarles” esa emoción que siempre me despierta la naturaleza.

10061307